Cine de oro mexicano

Seguramente,muchos de mis queridas y queridos lectores españoles, no saben lo que es el cine de oro mexicano, ni por que surgió, ni como surgió ni sus máximos exponentes. Algunas y algunos, personas curiosas y viajeras seguro lo saben. Pero el que no lo sabe, con una cara de simpatía me habla de que gusta mucho Cantinflas y Jorge Negrete. Y no, claro que son dos grandes artistas, pero es solo la exposición de un cine que significó no solamente una respuesta estética, si no una respuesta política ante Europa. México y su larga historia con Europa, una historia bien fundamentada y justa, ya que como he dicho reiteradas veces, la madre patria ignora los paraderos y tampoco le interesan de sus hijas y nietas de América.

La República mexicana tiene un plan cultural, estético, pero sobre todo tiene un proyecto de identidad, un identidad en oposición a la blanca europea, aunque no está de más decirlo este movimiento más que estético, ideológico fue creado e impulsado por el reciente secretario de educación pública, José Vasconcelos, que no era precisamente indígena.

A  esta recién nacida República se sumaron los mexicanistas Frida Kahlo, Diego Rivera, José Clemente Orozco, David Alfaro Siqueiros, Rufino Tamayo y admiradores como André Bretón.

Y el cine también emprendió este viaje. Empezaré por mí admirado el Indio Fernández.

Emilio, El Indio Fernández, fue un productor, director y actor del llamado Cine de Oro Mexicano. Modelo de la estatuilla Óscar

Fue uno de estos grandes artistas que estaban buscando la identidad mexicana estética, muy preocupados por su internacionalización.

El Indio junto con actrices hermosas de belleza mestiza y actores comenzaron a crear personajes, fuertes, seguros y orgullosos de su ascendencia indígena, y para más suerte, USA y Europa, habían entrado en una guerra que le dio, la cancha libre al cine de oro mexicano para cubrir una necesidad, que en otro momento debido a su pasado histórico hubiera sido muy difícil de proyectar. El cine de oro mexicano se produce en las décadas de 1940 y 1950. En 1939 estalla la segunda Guerra Mundial y las potencias dedican sus presupuestos a la industria de la guerra, así empieza esta época dorada.

Sus protagonistas, como comenté anteriormente, se oponen a la estética europea y los protagonistas son más bien bellezas índigenas- mestizas y los directores así como fotógrafos realzan el campo mexicano y llevan a la gran pantalla la construcción de una identidad mexicana y todos los valores de la Revolución, así como los revolucionarios. En Latinoamérica, España y países hispanohablantes siguen siendo consideraos mitos y referencias.

En mi próxima entrada empezaré con la máxima diva de esta época, belleza imponente, carácter y talento unido en un cuerpo de mujer:

María Félix

 

EnglishGermanFrenchArabicDutchChinese (Simplified)ItalianPortugueseRussianSpanish