Lecturas obscenas

Lecturas obscenas será una serie de recopilación de escritores y escritoras que en su momento intenté hacer sin éxito. Hace unos años lo intenté con Anaïs Nin una gran admirada mía como artista y mujer, hoy precisamente les hablaré de uno de sus más grandes amores, el obsceno y políticamente incorrecto neoyorquino Henry Miller.

Odiado por muchas y querido por otras, Miller, en su trabajo artístico deja muy clara su corriente estética: Luchar contra el puritanismo, narrando la fascinante sexualidad de las personas.,y desenmascarar la hipocresía en la que la sociedad de su momento estaba envuelta, antecesor de la generación Beat así como uno de los inspiradores de la liberación sexual estadounidense.

Miller decíde durante la gran depresión irse a Francia para consagrarse como escritor y poder vivir de ello, vivía en la calle y de la caridad hasta que por fin consigue un trabajo como corrector de estilo del Chicago Post en su sede en París.

Casado con la actriz y bailarina June Mansfield durante muchísimos años y amante de Anaïs, establecieron un trío tumultuoso que fue origen de varias obras tanto de él, como de ella.

Su obra célebre Trópico de Cáncer publicada en Francia en 1932, debido a la censura no pudo ver la luz en Estados Unidos hasta 1961, con setenta juicios detrás por obscenidad y como era de esperarse se vendió como el pan caliente. Para los críticos es su mejor obra y es considerada una de las obras maestras de lengua inglesa del siglo XX.

Esta es una pequeña introducción de la gran novela semi autobiográfica de Miller (como la mayoría de sus obras) y seguirán dos post más de esta preciosa novela que en lo personal me encanta.

El libro que conservo, toda una reliquia, es viejo, las hojas están amarillas a punto de deshacerse, incluso en en el prefacio, se lee.

Actualmente vive en California

El amor de la gente…Eso era todo lo que realmente me importaba: tener su amor, no su admiración. Tan solo su profundo amor y comprensión de mi, por eso escribí tanto sobre mi, dijo en su última entrevista

Os dejo con lo importante, sus hermosos y verdades como puños, sus escritos:

Por la noche, cuando contemplo la perilla, de Boris reposando sobre la almohada, me pongo histérico ¡Oh Tania! ¡Dónde estará ahora aquel cálido coño tuyo, aquellas gruesas y pesadas ligas, aquellos muslos suaves y turgentes?Tengo un hueso en la pica de quince centímetros. Voy a alisarte todas las arrugas del coño, Tania, hinchado de semen. Te voy a enviar a casa con tu Sylvester con dolor en el vientre y una matriz vuelta del revés.¡Tu Sylvester! Sí, él sabe encender un fuego, pero yo sé inflamar un coño. Disparo dardos ardientes a tus entrañas. Tania, te pongo los ovarios incandescentes. ¿Está un poco celoso tu Sylvester ahora? Siente algo ¿verdad? Siento los rastros de mi enorme pica. He dejado un poco más anchas las orillas. He alisado las arrugas. Después de mi, puedes recibir garañones, toros, carneros, ánades, san bernardos. Puedes embutirte el recto con sapos, murciélagos, lagartos. Puedes cagar arpegios, si te apetece, o templar una cítara a través de tu ombligo.

EnglishGermanFrenchArabicDutchChinese (Simplified)ItalianPortugueseRussianSpanish