En este mundo tecnológicamente mecanizado de acero y cristal, los fuegos del sexo tienen que ser alimentados . Es por esto que la pornografía debe seguir desempeñando un papel básico en nuestra vida cultural. La pornografía es un circo pagano de belleza, vitalidad y brutalidad, del arcaico vigor de la naturaleza. Debe romper todas las reglas, ofender toda moralidad. La pornografía representa la libertad absoluta de la imaginación, tal y como la veían los poetas románticos. La pornografía permite que el cuerpo viva en gloria pagana, la lujuriosa y desordenada plenitud de la carne. Cuando define al hombre como a enemigo, el feminismo aliena a las mujeres a las mujeres de sus propios cuerpos. McKinnon, nunca aborda a la mujer como madre, amante o puta. Las snuff movies son sus alucinaciones puritanas del fuego infernal. trafica con historias de terror, fantasías histéricas de muerte y descuartizamiento, que revelan que no entiende al gran dios Dionisio, con su terrible dualidad. Los demonios viven dentro de nosotros. McKinnon y Dworking, difundiendo su retórica enferma, lo niegan y lo que obstruyen es la vida misma, con toda su grandeza y su incomodidad. Enviemos un mensaje al Sombrerero Loco y su lirón regordete para que dejen de intentar arruinar las fiestas de los demás.

Vamps&Tramps, Paglia Camille

EnglishGermanFrenchArabicDutchChinese (Simplified)ItalianPortugueseRussianSpanish