Entonces, ¿que es la magía dionisíaca?

Queridos lectores, según nuestro guía Nietchzse, la magia dionisíaca, no solo renueva la alianza del hombre con el hombre (y también de la mujer con la mujer y de la mujer con el hombre) la naturaleza enajenada, esa a la que se ha temido, respetado, y nos ha dominado desde el principio de nuestros tiempos, ella la gran Diosa, castigadora y omnipotente, en está celebración que se convierte en magia, celebra, también , su reconciliación con su hijos pródigos: la mujer y el hombre. Entonces, el esclavo es libre, caen todas las barreras rígidas y hostiles que la miseria, la arbitrariedad, el poder en sí,han levantado entre la raza humana. Cantando y bailando, la raza humana se siente de una comunidad superior; ya se ha olvidado de andar y de hablar, y está a punto de bailar por los aires, danzando. Sus gestos delatan una encantadora beatitud. Del mismo modo que en esos momentos en esta fiesta dionisíaca, hablan y la tierra produce leche y miel, también la voz del hombre resuena como algo sobrenatural: el hombre se siente dios; su actitud es tan noble y llena de éxtasis como la de los dioses que ha visto en sus ensueños. El hombre no es ya un artista, es una obra de arte: el poder estético de la naturaleza entera, por la más alta beatitud y la más noble satisfacción de la unidad primordial se revela aquí bajo el efecto de la embriaguez, la más noble arcilla, el mármol más precioso, la raza humana, se ha petrificado y plasmado y las golpes del buril del artista de los mundos dionisíacos, responde el grito de  los Misterios eleusinos. ¿ Os arrodilláis, millones de seres? ¿Mundo, presientes al Creador?

EnglishGermanFrenchArabicDutchChinese (Simplified)ItalianPortugueseRussianSpanish